Isla Perdida. Población:

Antes de empezar...

Antes de empezar, solo quiero decir una cosa: en realidad, el aniversario es el sábado 13, pero guarden el secreto. Tengo un amigo gorila de espalda plateada que me debe un favor... ya me entendéis...

¿Otra vez viernes?

Happy birthday to us! Happy birthday to us! Happy birthday mister Naufrago, mister Don and mister Bautista! Happy birthday to us! ¡Bieeeen! Digo... Weeeeeell!
Queridos internautas, hace ya un año que comenzamos nuestra modesta andadura por los cerros de internetvilla, y hubo de todo: especiales, fanáticos religiosos, blogoteca, comentarios de una huelga de hambre, vacaciones forzadas y sin forzar (malditos exámenes)... ha habido de todo, pero de lo que más ha habido han sido cambios. Porque, en esta vida, nada se mantiene, todo cambia. Cuando esto empezó, Justin Bieber era "ese entrañable jovencito oriundo de Canadá".
Pero bueno, en un aniversario hay que hablar de cosas buenas, así que vamos con los contenidos:

- Cómo no, este viernes viene con un especial muy especial: el especial aniversario. Al ser esto un sitio de publicación online, hemos querido rendir un discutible homenaje a la mano que nos da de comer (que en realidad ni es mano ni nos da de comer): la informática, una vez más. En esta ocasión os traemos un manual de socorro que os servirá de gran ayuda (lo cual dudo mucho).

-Seguimos con las cagadas deportivas de Don, que nos muestra los riesgos de una carrera ciclista.

- La actualidad más actual sigue aquí, actualizándose, como lo hace actualmente, así que ya sabes, actualízate con las NoNoticias, pero actualízate aún más con... ¡La noticia del día!

-Kimbo te sigue esperando. Recuerda la leyenda africana: si cambias tu nombre por el de un enfermo, el enfermo sanará. Cada día mueren 20.000 niños por enfermedades que pueden ser curadas. Únete a la nueva campaña de UNICEF.

Bueno, poca cosa más podemos decir ya. A los que habéis seguido fieles, que según pone ahí sois pocos, pero bien avenidos, muchas gracias por permanecer ahí con nosotros, y a los que no lo habéis sido, pasad, no es necesario ni que os limpiéis los zapatos. ¡BIENVENIDOS!

La blogoteca

¿Existe…

…la libertad de expresión? Si, si, como lo oís… bueno, como lo leéis. Puede parecer una bobada pero yo me hago esa pregunta con bastante frecuencia. Pero vamos a imaginar que redirigimos esta pregunta a, por ejemplo, ese borracho cincuentón que no puede mantener el equilibrio sin estar sujeto a la barra, y aun así, le cuesta lo suyo. Si se lo preguntamos a ese hombre, seguramente su mirada se perderá en el infinito, y con voz ronca y aguardentosa nos dirá:
−Eso es un cuento chino para sacarnos los cuartos, una patraña… ¡un complot!... creo que me he meado encima.
Pero si volvemos a trasladar la pregunta, esta vez hacia un objetivo perteneciente a la clase política, su respuesta podría variar entre “por supuesto, y es uno de nuestros objetivos más primordiales defenderla a ultranza” a “sí, pero no hay que confundir libertad con libertinaje”, estas dos respuestas, que por otra parte sueltan un olorcillo bastante rancio, varían según los patrocinadores del partido político en cuestión, porque la única diferencia entre un partido político y un equipo de futbol es que sus miembros no van con el sponsor en las americanas.
Sin embargo, hay un objetivo hacia el que me gustaría disparar mi pregunta si tuviese la oportunidad, ¿que quién es? Un personaje tan entrañable como gracioso: Alfonso Ussía.
Al lector más avezado ese nombre le resultará familiar por aquella campaña de desprestigio que se llevó desde Telemadrid y sus simpatizantes hacia el Gran Wyoming, y que en LaSexta se recuerda ya con una nostálgica sonrisa. El ya mencionado periodista (al que por lo visto le gustaría ser humorista), acumula ya unas cuantas actuaciones polémicas, a citar:
- Desvelar que fue TVE quien sobornó a los jurados de Eurovisión para que ganase Massiel.
- Su “repugnancia” ante “la ley por permitir el asesinato del “nasciturus”” (ya os he dicho que es un cachondo, esto traducido viene a ser que le repugna la ley del aborto)
- Como ya he dicho antes, su participación en la campaña de desprestigio contra el Gran Wyoming con motivo de la agresión a Herman Tertsch.
- Sus cariñosos apelativos hacia el también periodista Fernando Delgado por ciertos comentarios hacia él y otros periodistas tras los lamentables sucesos del 11 de Marzo del 2004. Lo más cariñoso que le llamó fue “miserable”.
- Su reciente y estelar crítica a unas mujeres que se manifestaron semidesnudas. Al parecer, el señor Ussía decidió que la noticia de aquel acontecimiento estaba en que las mujeres eran “horrorosas”, “malolientes”, que “nadie podría acercarse a ellas sin una máscara anti-tóxica” y que “cualquier hombre que se atreviese a fornicar con ellas tendría que ser reconocido como héroe”.
Y unas cuantas más. Sin embargo, he decidido detenerme en una de sus escaramuzas que me ha interesado bastante, dejad que os ponga en antecedentes:
El conocido actor español Guillermo Toledo, tras la muerte del preso cubano Orlando Zapata, declaró que el fallecido “era un delincuente común, ni siquiera era un disidente político”. Al parecer, esta fue también la versión del gobierno cubano. Esta coincidencia de versiones ha sido el desencadenante de un linchamiento público por parte de, entre otros... si, amigos, Alfonso Ussía y el diario La Razón.
El artículo comienza con un título más que revelador “el estalinista”, y continúa con lindezas como “decaído cómico”, “se ha despachado a gusto con un disidente”, “farsante”, “incoherente” o “son para vomitar (él, Pilar Bardem y el Gran Wyoming)”. El artículo viene a decir que Willy es el enemigo público número uno, que puso a parir a un mártir al que deberían hacer santo y socio póstumo del Real Madrid como mínimo, pero que bien que se aprovechó de Aminatou Haidar, quien por cierto tiene mucho cuento, además, estaba junto a los titiriteros de turno, y finalizaba con que menos mal que era actor, porque si fuese alguien importante todos estaríamos muertos… sí, creo que es un buen resumen. Ahora entendéis mejor la pregunta del principio, ¿no?
A ver, por dónde empezar… supongamos que en un país tan oprimido, caótico y con tanto marketing oportunista como Cuba, con una situación tan difícil, no fuera tan fácil opinar a tientas. Es decir, la opinión pública dirige la opinión sobre la isla centrándose en dos cosas: una es que Cuba era el patio de atrás de Estados Unidos, donde hacían lo que les daba la gana y Batista era un muñeco de paja, hasta que llegó la revolución y Fidel Castro se asentó en el poder… la pregunta es: ¿cómo está Cuba ahora? ¿O como estaría? ¿Tienen que resistir o capitular ante la presión norteamericana? Seguramente todo el mundo tenga su propia respuesta, pero, pensándolo bien, ¿a que no es un tema que se resuelva en cinco minutos? El problema es que las riendas de la opinión pública están en la mano de quienes quieren hacernos creer que si dependiera de ellos, el mundo ya estaría arreglado.
Por otra parte, en Cuba hay un totalitarismo, hay gente que lo está pasando realmente mal y, aunque no es un tema con el que se pueda frivolizar (manía que parece estar pasando de los directores de documentales oportunistas a los periodistas y columnistas de opinión MUY oportunistas), no es algo que se pueda dejar aparcado como si tal cosa.
Contemplando estos dos puntos de vista, aquí tanto el actor que responde, no sin razón, que Orlando Zapata es un muerto, y merece un respeto, pero no es un mártir de los deseos de occidente, ni merece ser tratado como tal.
Vayamos ahora al turrón. Alfonso Ussía se aprovecha de esta opinión para dar un buen golpe de efecto y publicar algo que no deje a nadie indiferente. Problema: como profesional que es, no puede pasar por alto el rigor periodístico, pero tampoco puede pasar por alto la oportunidad que se le ha presentado para desacreditar todo lo posible al actor y despertar en las conciencias de sus lectores el germen de la “democracia”. Solución: para salvaguardar el rigor periodístico sin perder de vista sus objetivos, lo que Alfonso Ussía ha hecho ha sido pasarse las palabras “rigor periodístico” por el forro de los cojones. ¿Cómo? Con mucho humor, porque Alfonso Ussía es un cachondo, y si tiene que decir que Guillermo Toledo es un rojo de mierda y un demagogo, lo camufla como falta de coherencia con hechos tan trascendentales como que sí que dio la cara en un suceso aislado.
Ese es el motivo por el que me gustaría tener en frente al Alfonso Ussía de turno y preguntarle si en realidad existe la libertad de expresión o si solamente es un espejismo, si todo es tan democrático como él quiere hacer ver a su público, y si en realidad Willy Toledo es tan malo malísimo que debería tener el pelo de Llamazares.
En fin, que todo esto ha abierto mi apetito de libertad y democracia, así que voy a pasarme a esRadio para que alimenten mi cerebro con su perorata anti-y-a-la-vez-pro-hedonista mientras desayuno… os voy a dejar un par de imágenes para que veáis lo bonita que es Cuba, pero tenéis que verlas mientras escucháis la canción aquella de Aladdin que decía: “un mundo ideaaaaaaal”. Si después hay alguien que siga con ganas de frivolizar sobre el tema, que se ponga en contacto con Alfonso Ussía, que creo que con esto tiene hasta que se jubile.



0 Responses

Don presenta: cagadas deportivas

Seguimos con las cagadas deportivas. Esta semana os mostraré los riesgos de ser un sucio tramposo... no, mejor explicado aún, los riesgos de ser un tramposo gilipollas... no, mejor aún, los riesgos de ser un gilipollas inconsciente... bueno, que aquí está el video. Pensáoslo dos veces antes de hacer trampas.

La Cala Más Alta:

Loading...