Isla Perdida. Población:

Antes de empezar...

Antes de empezar, solo quiero decir una cosa: en realidad, el aniversario es el sábado 13, pero guarden el secreto. Tengo un amigo gorila de espalda plateada que me debe un favor... ya me entendéis...

¿Otra vez viernes?

Happy birthday to us! Happy birthday to us! Happy birthday mister Naufrago, mister Don and mister Bautista! Happy birthday to us! ¡Bieeeen! Digo... Weeeeeell!
Queridos internautas, hace ya un año que comenzamos nuestra modesta andadura por los cerros de internetvilla, y hubo de todo: especiales, fanáticos religiosos, blogoteca, comentarios de una huelga de hambre, vacaciones forzadas y sin forzar (malditos exámenes)... ha habido de todo, pero de lo que más ha habido han sido cambios. Porque, en esta vida, nada se mantiene, todo cambia. Cuando esto empezó, Justin Bieber era "ese entrañable jovencito oriundo de Canadá".
Pero bueno, en un aniversario hay que hablar de cosas buenas, así que vamos con los contenidos:

- Cómo no, este viernes viene con un especial muy especial: el especial aniversario. Al ser esto un sitio de publicación online, hemos querido rendir un discutible homenaje a la mano que nos da de comer (que en realidad ni es mano ni nos da de comer): la informática, una vez más. En esta ocasión os traemos un manual de socorro que os servirá de gran ayuda (lo cual dudo mucho).

-Seguimos con las cagadas deportivas de Don, que nos muestra los riesgos de una carrera ciclista.

- La actualidad más actual sigue aquí, actualizándose, como lo hace actualmente, así que ya sabes, actualízate con las NoNoticias, pero actualízate aún más con... ¡La noticia del día!

-Kimbo te sigue esperando. Recuerda la leyenda africana: si cambias tu nombre por el de un enfermo, el enfermo sanará. Cada día mueren 20.000 niños por enfermedades que pueden ser curadas. Únete a la nueva campaña de UNICEF.

Bueno, poca cosa más podemos decir ya. A los que habéis seguido fieles, que según pone ahí sois pocos, pero bien avenidos, muchas gracias por permanecer ahí con nosotros, y a los que no lo habéis sido, pasad, no es necesario ni que os limpiéis los zapatos. ¡BIENVENIDOS!

La blogoteca

Menú del día: unos suculentos sobornos…


…y de postre un trozo del Palau de la Música. ¡Como está la cosa! Lo mismo un día bajo al parque a pasear al perro y en lugar del parque me encuentro un centro comercial de dieciocho plantas con un auditorio en la última… y a ver donde llevo a cagar al perro. El juez Garzón no ha trabajado tanto desde antes de descubrir la gomina.

Y es que parece que está de moda la corrupción, teníamos el Palau de la Música en Cataluña; en Valencia la trama Gürtel, que para ser una trama de corrupción suena a cerveza de marca blanca del Mercadona, y el caso Fabra, protagonizado por el fan número uno de Intereconomía (tanto que los reporteros le hacen de guardaespaldas y todo); en Orihuela (Alicante) hay delitos sobre la ordenación del territorio; En Marbella aquella operación anticorrupción que hubo… ¿cómo se llamaba? si, aquella del tio con los pantalones por los sobacos y el bigote, y el de los Miró en el baño… ¿Operación Aquí Hay Tomate?... bueno, ya sabéis a que me refiero; y en Valladolid, José Manuel Méndez está empezando a verle las orejas al lobo. Pero por si fuera poco lío, se acaba de descubrir una nueva trama de corrupción en Cataluña, (más conocido como Peajelandia): el caso Pretoria. El juez Garzón, antes muerto que sencillo, será quien lleve las pesquisas de este caso, que curiosamente apareció en PSC, y se ha extendido a CIU y al PP, para que luego digan que los políticos nunca se ponen de acuerdo en nada.

Alavedra, que parece Zaplana pasando por una mala racha (aunque de hecho nunca he visto a Zaplana pasando por una buena racha… así que supongo que quería decir “una racha peor”); y Prenafeta, ya conocido como el “hombre sapo”, son los dos altos cargos de CIU imputados, protagonistas principales de este auténtico culebrón sobre corrupción urbanística que comenzó en Santa Coloma.

Cuando uno oye todo esto, no puede evitar escamarse, pero luego te paras a pensar y piensas “¿Pero de que me sorprendo?” ¿De que nos sorprenden tantos escándalos sobre corrupción en un país lleno de gente obsesionada con llevarse el boli del banco? Porque no nos engañemos, si lo atan es porque de verdad hay riesgo de que se escape. Somos así, algo que odiamos de un político nos encanta de un colega:

― ¿Te acuerdas de Marta?

― Como para no acordarme, salía a la calle en navidad y la miraban más que a las luces.

― Pues se fue a estudiar a otra ciudad y se pidió una beca, y a las dos semanas de concedérsela se aburrió de la carrera, se volvió a su casa, y se ha quedado con toda la beca.

Y ahí estamos partiéndonos de risa porque Marta se ha quedado una beca que quizás le hacía mas falta a otra persona. Pero no es solo eso, la picaresca española es así, siempre estamos pensando en maneras de irnos sin pagar de los sitios:

― Bueno Mari, ¿hacemos un simpa?

― ¡Por el amor de Dios, José Luís! ¡Que estamos enterrando a mi madre!

Y José Luís murmurando por lo bajo:

― No, si hasta el día que se muere va a seguir dando por culo.

Yo tengo un amigo que no puede mentir, porque enseguida se le nota en la cara. En todos los grupos hay uno así, que le miras a la cara y dices:

― ¿Me estás ocultando algo o es que tienes ganas de ir al baño?

Como para contarle un secreto, en cuanto le vean la cara se entera todo el barrio. Por el amigo este siempre nos acaban pillando, recuerdo una vez que íbamos en coche y nos paró la policía:

― Buenos días, documentación por favor.

Y contestó mi amigo:

― ¡¡Qué coca ni que hostias!!

Pero es que nos puede la codicia, y esto se demuestra con una sencilla pregunta: “¿Serías capaz de chupársela a alguien por un millón de euros?” Yo esto se lo pregunté a mi amigo, que puso cara de estreñido y dijo “Que va”. Por favor, ofrecen en el infojobs un millón por una mamada y echa el currículum hasta Rouco Varela.

Todo lo maquillamos: a medio litro de anís en una manzanilla le llamamos unas gotitas, a media hora en doble fila le llamamos un momentito, aparcas el coche en zona azul y no dejas el ticket, y cuando ves que llega el de la ORA y te dice:

― ¿Dónde está su ticket?

― Estoy buscando la máquina.

― Caballero, lleva usted media hora aquí parado, y ha aparcado frente a la maquina.

―… si va a ser un momentito na’ más.

En fin, todo ser humano tiene un corrupto en su interior, y hay varios momentos en la vida en la que ese corrupto florece, nos posee y nos dirige: sobornar a un hijo para que saque buenas notas (aquí la corrupción es mayor si se añade el factor “pero como suspendas te mato”), chantajear a una pareja con el sexo (esto solo suele funcionar si eres mujer), torturar psicológicamente a un marido (ah, no se, tu sabrás) o a un hijo (ven, que no te voy a pegar), e incluso ocultar datos a la autoridad (se cayo solo y se rompió)… Pero si hay un momento en esta perra existencia en el que sale de nuestro interior ese corrupto cabrón, es cuando tenemos en nuestras manos dinero que no nos corresponde, cuando vas por la calle y ves un bulto en el suelo, un bulto marrón, del tamaño de una cartera, y que parece una cartera, ese es el mítico momento que siempre deseó captar Félix Rodríguez de la Fuente, al terrible depredador arrojándose sobre su presa. Se han dado casos de gente que ha dejado surco en el suelo con los dientes al tirarse a recoger una cartera, y ¡ojo!, que luego te encuentras a alguien que la devuelve sin quedarse el dinero y dices “¡será gilipollas!”. O cuando nos dan cambio de más, hay algo que molesta mucho, que es cuando te dan cambio de más y luego rectifican:

― Uy, creo que te he cobrado de menos.

― ¡¡NO!! ¡¡ESTÁ TODO BIEN!!

En definitiva, queridos amigos, no robéis, porque robar un euro no te hace mejor persona como el que roba un millón, pero, siendo los resultados peores habiendo utilizado los mismos métodos, lo que si te hace es gilipollas.

2 Responses
  1. Anónimo Says:

    LOGOUUUUUUUUTTTTTTTT!!!!!!

    Saluditos del conejito zombie. xD


  2. Naufrago Says:

    No pasa nada, perdonado quedas, no puedo enfadarme con un lector de mi blog (siempre he apoyado las razas en peligro de extinción). Gracias por tu apoyo, conejito


Don presenta: cagadas deportivas

Seguimos con las cagadas deportivas. Esta semana os mostraré los riesgos de ser un sucio tramposo... no, mejor explicado aún, los riesgos de ser un tramposo gilipollas... no, mejor aún, los riesgos de ser un gilipollas inconsciente... bueno, que aquí está el video. Pensáoslo dos veces antes de hacer trampas.

La Cala Más Alta:

Loading...