Isla Perdida. Población:

Antes de empezar...

Antes de empezar, solo quiero decir una cosa: en realidad, el aniversario es el sábado 13, pero guarden el secreto. Tengo un amigo gorila de espalda plateada que me debe un favor... ya me entendéis...

¿Otra vez viernes?

Happy birthday to us! Happy birthday to us! Happy birthday mister Naufrago, mister Don and mister Bautista! Happy birthday to us! ¡Bieeeen! Digo... Weeeeeell!
Queridos internautas, hace ya un año que comenzamos nuestra modesta andadura por los cerros de internetvilla, y hubo de todo: especiales, fanáticos religiosos, blogoteca, comentarios de una huelga de hambre, vacaciones forzadas y sin forzar (malditos exámenes)... ha habido de todo, pero de lo que más ha habido han sido cambios. Porque, en esta vida, nada se mantiene, todo cambia. Cuando esto empezó, Justin Bieber era "ese entrañable jovencito oriundo de Canadá".
Pero bueno, en un aniversario hay que hablar de cosas buenas, así que vamos con los contenidos:

- Cómo no, este viernes viene con un especial muy especial: el especial aniversario. Al ser esto un sitio de publicación online, hemos querido rendir un discutible homenaje a la mano que nos da de comer (que en realidad ni es mano ni nos da de comer): la informática, una vez más. En esta ocasión os traemos un manual de socorro que os servirá de gran ayuda (lo cual dudo mucho).

-Seguimos con las cagadas deportivas de Don, que nos muestra los riesgos de una carrera ciclista.

- La actualidad más actual sigue aquí, actualizándose, como lo hace actualmente, así que ya sabes, actualízate con las NoNoticias, pero actualízate aún más con... ¡La noticia del día!

-Kimbo te sigue esperando. Recuerda la leyenda africana: si cambias tu nombre por el de un enfermo, el enfermo sanará. Cada día mueren 20.000 niños por enfermedades que pueden ser curadas. Únete a la nueva campaña de UNICEF.

Bueno, poca cosa más podemos decir ya. A los que habéis seguido fieles, que según pone ahí sois pocos, pero bien avenidos, muchas gracias por permanecer ahí con nosotros, y a los que no lo habéis sido, pasad, no es necesario ni que os limpiéis los zapatos. ¡BIENVENIDOS!

La blogoteca

Una fecha señalada…

(imagen Manel Fontdevila)

¡20 N! ¡Como pasa el tiempo! 34 años pasan volando… y si no que se lo digan a la Duquesa de Alba, que lleva toda la vida haciendo lo mismo… ¡Nada!
Esta reflexión tiene un por qué: El 20 de noviembre de 1975, en España ocurría uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX, Francisco Franco fallecía tras una larga agonía, un grave deterioro físico (más), y varias operaciones infructuosas… pobrecillo.
A raíz de éste importante acontecimiento, se me ha ocurrido dedicar éstas líneas, que en teoría deberían ser utilizadas para temas más amenos, para dedicarle una somera biografía al, ya desaparecido, caudillo de España.
Francisco Franco nace en Ferrol el 4 de diciembre de 1892. En 1907, tras una infancia traumática (le castigaron con el nombre Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo), decidió ingresar en la Academia de Infantería de Toledo. Su madre con un disgusto…
― Pero Francisco, ¿cómo te vas a separar de mí? con las ganas que tenía de verte dar el estirón…
Luego descubriría que era algo que, por genética, iba a perderse todo el país. Pero Franco iba ya todo loco, “¡Dejadme solo!” gritaba. En fin, que Franco empezó a cogerle gusto al conflicto, y con 17 años marchó para Marruecos, a aquella guerra que tanto tocó los huevos por aquella época: la guerra del Rif. Allí no se que le dieron, que estuvo yendo y viniendo hasta más o menos 1921. De la estancia de Franco en el Rif se saben algunas cosas, como que en 1916 fue gravemente herido en una escaramuza (suponemos que en el cerebro), y aquella herida se sumó a los avistamientos de Franco, acompañado de unos cuantos hombres más, ascendiendo al Valle del Rif para, según declaraciones de los mismos testigos “ir a coger no se qué plantas”. Hay quien asegura que aquellas “no se qué plantas” propiciaron el conocido desastre de Annual. Más testigos aclaran textualmente: “Las hordas rifeñas asediaron los objetivos recién conquistados de los soldados españoles, y cuando iban a llegar, salió uno a abrir la puerta y dijo algo sobre que le daba pereza pelear y se iba a comprar galletas de chocolate”.
Ese mismo año, Franco se casa con Carmen Polo (la collares), supuestamente bajo los efectos de “esas plantas ya mencionadas” (pero en esta ocasión era la collares quien sufría estos efectos, porque si no, no se explica). En 1926 nace Maria del Carmen, única hija del matrimonio en toda su relación (sospechoso, o mucha guerra y poca marcha).
En 1934 se produce un levantamiento en Asturias, en el que participó Franco. Sobre el papel, esto fue un infructuoso acto de rebeldía contra la república, pero fuentes fidedignas aseguran que esto fue “pa’ acojonar”. Durante la república se intentó mucho, lo de acojonar, digo, y la verdad es que si no llega a ser por el fútbol más de uno se habría cortado las venas.
En 1936, los militares empezaron a levantarse, “¿to’ esto de la libertad y esto que es?” declaró un enfurecido Sanjurjo desde la cárcel. Sin embargo, Franco no estaba seguro de si mojarse o no, supongo que lo vería como exagerado eso de matar republicanos, y los demás generales le empezaron a picar. “Franquito es un cuquito que va a lo suyito” dijo Sanjurjo en la cárcel, Primo de Rivera (hola don pepito), estaba hasta las pelotas de Franco, hablando en plata. Los golpistas en Pamplona hasta le sacaron un mote: “Miss Islas Canarias 1936”, aunque no me imagino a Franco en bañador con la banda cruzada (me refiero a la banda de miss, no a la que llevaba normalmente).
Finalmente, tanto “¿A que no hay huevos?” y tanto cacarear cuando pasaba por allí, mosqueó a Franco y éste tiró para Canarias (provocando carcajadas en los demás golpistas), y de ahí a Marruecos, haciendo que, finalmente, la guerra civil estallase el 17 de julio de 1936.
Durante la Guerra Civil Española NO PASÓ NADA (Declaraciones de la COPE). Desde el 17 de julio del 36 al 1 de abril del 39, los españoles se dividieron en bandos, se dispararon unos cuantos tiros, se mataron, se echaron sus siestas, y fijaron un día a la semana para ir a ver a un cómico en franco ascenso (franco, jejeje) Miguel Gila. Un día Gila se presentó en bar equivocado, o llamó al teléfono equivocado, y le encerraron en un campo de prisioneros, así que el único día de la semana que podían descansar un rato se fue al garete, y Franco nunca más recibió llamadas reclamando las balas que les habían disparado.
El primero de abril de 1939, la guerra se dio por finalizada, con la victoria de los nacionales. Los niños fueron sacados al patio para cantar el “Cara al sol” (chirigota popular de aquel entonces), los presos republicanos fueron amablemente invitados a morir fusilados, y comenzaron a decorar las iglesias con placas de “Caídos por Dios y por España”… y poco más da de sí la cosa.
Durante los casi 40 años siguientes a España no le bastó con el sol y las playas para ser líder en turismo. Franco, en el Pardo, no hizo gran cosa. Inauguró unos cuantos pantanos, se fue de paseo a Hendaya, voló unos cuantos edificios y monumentos históricos, deformó la educación de los escolares, criminalizó todas las ideologías y puntos de vista que no fuesen los de él, llevó al exilio y a la muerte a la gran mayoría de mentes pensantes y genios de la época, permitió que la situación económica entrase en una recesión terrible hasta que en 1960 empezaron a restaurarse un poco las relaciones internacionales, y como diría el de Piratas del Caribe: subió al poder para torturar, reprimir y matar, como una comadreja hasta reventar (para lo que se tomó su tiempo el tío), con deciros que le llamaban el rexona, porque rexona no te abandona.
Hablando un poco en serio, desde entonces todo el mundo se ha preguntado, al menos una vez, si aquella muerte iba a significar algo. Si de verdad las cosas iban a cambiar tras 39 años y medio de dictadura militar, bloqueo internacional y, en definitiva, deterioro de la situación general del país. A menudo nos preguntamos si en realidad algo cambia con el paso de los años, si el poder deja de ser la meta final… si en realidad hace falta todo esto. Hay cosas que nunca cambian.
Finalmente (no voy a acabar el artículo con ese mal rollo), siempre se ha dicho mucho eso de “si Franco levantara la cabeza”. En mi opinión, si Franco levantara la cabeza, se daría con la tapa, y tras quejarse, diría:
—Serán cabrones, que no pueda uno echarse una siesta…
0 Responses

Don presenta: cagadas deportivas

Seguimos con las cagadas deportivas. Esta semana os mostraré los riesgos de ser un sucio tramposo... no, mejor explicado aún, los riesgos de ser un tramposo gilipollas... no, mejor aún, los riesgos de ser un gilipollas inconsciente... bueno, que aquí está el video. Pensáoslo dos veces antes de hacer trampas.

La Cala Más Alta:

Loading...